Patagonia Invisible

Riesgo en regalías

El secretario de Hidrocarburos, Alejandro Aguirre, advirtió por Radio Provincia sobre un derrumbe que se espera para el mes próximo en materia de regalías petroleras, por la baja del precio del barril internacional, sumado a la caída de la producción por factores externos pero también internos. Esta caída de ingresos de la provincia se superpone con la caída de recursos coparticipables, por la baja en la recaudación ante la paralización de la economía, que afecta desde el gobierno nacional hasta el último municipio.

Sin la caída de volumen de producción, ya se esperaba un impacto en las regalías por la variación de precio del barril de petróleo, que llevó a las provincias nucleadas en la OFEPHI a pedir nuevamente el “barril criollo”, a unos 45 dólares, de los 46 que venía cotizando antes de la pandemia internacional. “Hoy tenemos un petróleo promedio a 25 dólares, y ya a 45 dólares teníamos un millón de dólares en menos de impacto de regalías. El año pasado estábamos en 350 millones al mes de regalías, luego vino la rotura de la monoboya y pasamos a 260 millones, es decir que perdimos casi el 30%”, dijo Aguirre.

Cabe recordar que por esta monoboya cargaban el crudo tanto YPF como Roch, y tuvieron que optar por la salida terrestre en camiones, en el caso de Roch vendiendo a Chile pero a un precio inferior, además con reducción de volumen.

“Cuando se hizo la estimación del barril en 37 dólares también estábamos en un 30% de disminución de regalías”, apuntó Aguirre como referencia, en función de la caída sistemática del precio internacional, vinculado con la falta de demanda por las restricciones impuestas por la cuarentena.

Hoy los medios internacionales marcan otra caída del 20% por debajo de los 15 dólares el barril, que es un precio de referencia drásticamente inferior al que se manejaba hace pocos meses, y que ni siquiera alcanzaría la provincia, con una cotización todavía menor.

“Nosotros ahora estamos obteniendo más o menos el mismo valor, porque las regalías ingresan con un mes de atraso de la comercialización efectiva, pero esto se va a ver reflejado el mes que viene”, alertó.

Consultado sobre la incidencia de las regalías petroleras en los ingresos totales por este concepto, Aguirre tomó los valores de 2009, cuando “el 70% de las regalías correspondían a gas y el 30% a petróleo”. 

“El margen de incertidumbre es cada vez mayor y las estimaciones siempre se hacen sobre escenarios que fluctúan diariamente. En cuanto a precios, un tuit de Trump cuando en ese momento el precio del barril estaba en 22/23 dólares, diciendo que había hablado con Rusia y Arabia para acordar una reunión, hizo que el precio se disparara a 34 dólares. Fue el mismo día que se publicó la nota de la OFEPHI pidiendo un valor de 45 dólares. Una movida política a nivel internacional dispara en 10 dólares el precio en ese momento, y le saca argumentos a la provincia para pedir esos 45 dólares, porque se prefirió esperar a que se estabilizara el escenario, lo que nunca se produjo, y atrasó las negociaciones de las provincias”, expresó el funcionario.

Lo cierto es que “hasta ahora la provincia mantiene medianamente estables las regalías gasíferas”, pero en el petróleo se espera un derrumbe muy marcado. “El gas está mucho más estable porque está regulado y obedece al consumo residencial. En la Secretaría estamos monitoreando el consumo y viendo también el consumo de combustible; que ha disminuido entre un 80 y un 90%. Esto también aumentó la sobrevida de las estaciones de servicio, de la planta Orión. La capacidad de almacenamiento era de uno o dos días, y con esta baja de consumo hablamos de diez días. Esto ha modificado la frecuencia para traer un barco con petróleo para el abastecimiento local”, describió de un efecto dominó en toda la cadena.

Si bien el consumo residencial de gas ha aumentado, se compensa con la caída de demanda de la industria y no hay riesgo de desabastecimiento. “El pico de consumo es el mediodía, por la incidencia de la hornalla para cocinar, y la calefacción es constante. Si bien aumentó el consumo residencial, bajó el consumo industrial, el hotelero, por lo que no hay problema de abastecimiento de gas natural en las ciudades”, afirmó Aguirre.

“Hay mucho líquido que se puede vaporizar en los gasoductos y transportar, cuando generalmente se separaban en el polo petroquímico de Bahía Blanca. Muchos de esos líquidos livianos se pueden transportar y con el propano también estamos tratando de sostener la demanda, sobre todo el residencial de GLP”, apuntó.

Otro aspecto a considerar es que a pesar del derrumbe del precio del barril de petróleo a nivel internacional, no se registra ninguna baja en el precio de los combustibles en las estaciones de servicio, cuando cualquier variación en más siempre impacta en los precios. “La última acción del gobierno nacional fue aumentar el impuesto a los combustibles líquidos y es algo que regula el Estado nacional. El gobierno anterior liberó los precios y esto hizo que se hiciera una actualización muy rápida cuando aumentaba el precio en dólares, pero cuando hay una disminución está claro que no hay un acompañamiento en la baja del precio en las estaciones de servicio. Hay una gran brecha entre el valor del producto y lo que se paga en el surtidor”, manifestó.

La situación tiende a agravarse por la paralización total al no haber dónde colocar el crudo por la caída de demanda, y a esto se suma la imposibilidad de Roch de seguir almacenando hidrocarburos que no puede sacar de la provincia. Además, aunque Total sigue trabajando, “la cuarentena afecta el recambio de personal”.

Para evitar que Roch e YPF no paren la actividad la única opción es reparar la monoboya. “La reparación de la monoboya de YPF se empezó a hacer en China en noviembre, cuando fue el pico de coronavirus. Cuando vimos que se iba a atrasar el envío de las cadenas que se necesitaban, hicimos el pedido a Brasil pero se produjo el pico de contagio en Brasil también. Hay un barco que está en Buenos Aires esperando estas cadenas para poder reparar la monoboya y todos los recursos están asociados a los controles en medio de la emergencia sanitaria”, concluyó.

Fuente: Sur 54

A %d blogueros les gusta esto: