Patagonia Invisible

Progresistas en Red critica duramente al documento firmado por Macri

El espacio que reúne varias figuras políticas e intelectuales de la Argentina, entre ellos a Ricardo Alfonsìn, Grisela Balda (ex diputada de Río Negro), la actual diputada de Tierra del Fuego, Carolina Yutrovic y la ex gobernadora Fabiana Ríos, emitió un documento donde resaltan la gran importancia del Estado y la función de la democracia tanto en la Argentina como en el mundo en esta pandemia.

El texto critica a la carta Fundación Internacional para la Libertad, que lidera el escritor Vargas Llosa, manifestando que «El freno a la actividad económica, pone en evidencia las desigualdades sociales atroces e inaceptables provocadas por la hegemonía de las políticas neoliberales«.

En el documento de Progresistas insta a continuar con las medidas que está llevando adelante el gobierno nacional encabezado por el Presidente Alberto Fernández, así como también propone que:

  • El Congreso debe sesionar y con urgencia sancionar una ley de impuesto a las grandes fortunas.
  • Los Bancos tienen que hacer un aporte a la salida de esta tremenda crisis
  • Apoyamos también, la propuesta del gobierno para la reestructuración de la deuda. La Argentina no puede ni debe pagar sobre el dolor de sus mujeres, varones, niñas y niños.
  • Acompañamos la política sanitaria y social frente a la pandemia.‬ ‬

Aquí se reproduce el texto de Pensamiento Progresista

Vivimos un momento de desafío excepcional para la humanidad. La Argentina, en pleno funcionamiento de la democracia y sus instituciones, ha dispuesto el aislamiento social, preventivo y obligatorio. El éxito inicial de elegir la vida es de todas y todos, no hay en esto oficialismo ni oposición, por el contrario, en otros lugares que privilegiaron la continuidad de la actividad económica se vieron obligados a rectificarse, recurrir tarde a la cuarentena producto de que la infección se multiplicó. En el camino muchas vidas se perdieron y la economía sufrió los mismos problemas que todos.
Rechazamos pues, categóricamente, el intento de caracterizar como autoritaria la respuesta que la propia sociedad ha dado través de sus  representantes para afrontar una situación de una excepcionalidad y gravedad inusitadas. En efecto, cada uno de los poderes del Estado, ejerciendo con independencia sus funciones, y en el marco del Estado de Derecho, ha tomado las decisiones que juzgaban necesarias, y ha logrado minimizar el contagio por SARS-CoV-2.
Ponemos a consideración de la ciudadanía estas apreciaciones muy acotadas, que no agotan los temas sobre los que la actualidad nos impone una reflexión seria y desinteresada. Lo hacemos, además en polémica abierta con un reciente pronunciamiento de figuras conservadoras y ultraliberales de diversos países de Iberoamérica que en un documento reciente, buscan lastimar el consenso ciudadano respecto de la acción cooperativa que el momento exige. En él, acusan “a los gobiernos de nuestro país, España y México de acaparar, en estos momentos de crisis, prerrogativas políticas y económicas”. Tal caracterización carece de la honestidad intelectual necesaria para el debate en las sociedades republicanas y democráticas. No queremos consentir la posibilidad de que estas visiones extremistas impongan lecturas distorsivas de la realidad.
El freno a la actividad económica que la pandemia ha causado en todo el mundo, pone en evidencia las desigualdades sociales atroces e inaceptables provocadas por la hegemonía de las políticas neoliberales que defienden los firmantes del aludido pronunciamiento y los portavoces locales del mismo desde hace más de cuarenta años. La amenaza vital del virus terminó con todos los pretextos para mirar hacia otro lado o negarlas, como lo hacen ciertos relatos ideológicos que a veces son aceptados en la comunicación pública como normales o munidos de “lógica económica”.
Merecemos una discusión profunda sobre las condiciones futuras de igualdad y fraternidad que deben imperar a la salida de esta crisis, donde los que ya estaban impedidos del ejercicio pleno de los derechos que hacen al respeto de la dignidad de las personas y a la democracia, no experimenten sacrificios todavía mayores.
Nos comprometemos a aportar lo que esté a nuestro alcance para un retorno pronto de la actividad legislativa, proponiendo como primer punto de la agenda del Congreso el impuesto extraordinario a las grandes fortunas para establecer condiciones equitativas en el relanzamiento de la economía y en la renovación de la aspiración colectiva al buen vivir. No se trata de ánimo persecutorio ni de espíritu de rencor. ¿Quién puede sinceramente creer semejante tontería? Se trata simplemente de la ética de la solidaridad.
Acompañamos también, por el conjunto de las y los argentinos, la propuesta del gobierno para la reestructuración de la deuda. Argentina no puede ni debe pagar sobre el dolor de sus mujeres, varones y niñes. Apoyamos y queremos contribuir al fortalecimiento de las capacidades estatales. Las medidas de apoyo a PyMES son necesarias y asimismo consideramos que el sector bancario debe comprender también la necesidad de un mayor compromiso de su parte en la tarea a emprender. En el mismo sentido, acompañamos las medidas que en el marco de la legislación vigente se adopten para impedir especulaciones en los precios y en el abastecimiento y entrega de bienes básicos a los sectores más vulnerables de la sociedad. El hombre de paja del “ogro” estatal se quema cuando el Estado innova, sostiene y tutela los derechos de la ciudadanía.
No está en peligro la democracia ni la República en Argentina, lo que está en riesgo es la salud, la calidad de vida y la equidad.
Como hombres y mujeres comprometidos con el pensamiento progresista, ratificamos nuestra voluntad de reconstruir la Argentina que merecemos en el marco de la democracia con justicia social, con más libertad y más igualdad.

Firmantes:
Ricardo Alfonsin, Claudia Balagué, Eduardo Abeleira, Ezequiel Aldaz, Andrés Antedoménico, Griselda Baldata, Evaristo Buccico, Verónica Benas, Claudio Carbone, Marisa Bernal, José María Catena, Lorena Carbajal, Cristián Canalis. Pablo Casini, Juan José Cardozo, Alejandro Carranza Di Biase, Pilar Bolpe, Celia Capelo, Gustavo Carrera, Anastasia Cenoz, Liliana Cividino, Luis Colao,  Julia Cortabarria, Jorge Turco Costas, Valeria Crespo, Jorge Cravotta, Martha D’Agostino, Nicolás De Rose,  Alejandra D´Elía, Facundo Di Filippo, Liliana Denot,  Pablo Doublier, Norma Graciela Gadán, Daniela Ferlan, Julio cesar Galarza , Felipe Garces, Graciela González, Pablo Galeano, Rafael Gentili, Alberto Giordaneli, Mario Gualas, Jorge de Antoni,, Eduardo Di Pollina, Cecilia Gortari, Horacio Douton, Alicia Gutierrez, Cacho Duarte, Azul Lamoglie, Fabián Duranti, María Cristina Lesnaberes, Carlos Fabaro, Mercedes Insausti, Pablo Christian Farías, Virginia Linares, Marcelo Mika, Elías Ferán, Julieta Milito, Marcelo Ferreira, Verónica Minnicino, Federico Ferreyra, Marta Müller, Ricardo Foglia, Romina Ormeño,Mario Gatta Castel, Laura Ortiz, Raúl Gallardo, Rafael Gentili, Betina Rolfi, Gustavo Gamboa, Manuel Garrido, Susana Rueda, Hernán Herbalejo, Roxana Steed, Juan Carlos Juarez, Fabiana Ríos, Jorge Juncos, Claudio Llera, Martín Luca, Celina Sburlati, Roberto Mac, Victoria Schawill, Andrés López, Paula Suarez, Gustavo Madeira, Beatriz Sznaider, Pablo Molina Colaso, Silvia Viganó, Ezequiel Navarro, Carolina Yutrovic, Rubén Noriega, Carlos Ortega, Omar Overst, Ricardo Germán Pacios, Pablo Parodi, Emiliano Pavicich, Federico Petina, Luis Portelli,  Esteban Quevedo, Pablo Quiroga, Mario Raitiery, Mario Ramos, Alejandro Rascovan, Carlos Rodriguez, Mario Rodríguez, Ricardo Ernesto Rodríguez, Nire Roldán, Javier Roncero, Enrique Rondo, Dante Rossi, Omar Ruiz, Rubén Ruiz, Alejando Sholz, Mauro Soldevila, Máximo Spacapan, Pedro Simonini, Walter Sosa, Henry Stegmayer, Martín Evaristo Vique, José María Zaragoci .

A %d blogueros les gusta esto: